Archivo de la etiqueta: Impresión

… y por votación popular lo llamaremos ¡Flexografía!

El sistema de impresión por flexografía es uno de los métodos de impresión de desarrollo más reciente comparado al Rotograbado y la Litografía y además presenta el mayor crecimiento en los últimos años.

La flexografía tiene el mismo principio básico del sello de caucho utilizado en cualquier oficina, con la diferencia de poder hacer miles de impresiones por hora. La técnica se basa en utilizar una placa flexible con relieves, donde las zonas a imprimir están realzadas o se encuentran más altas respecto a las zonas no impresas.

200px-flexography-platecloseupLa placa flexible es conocida como “cliché”, y hoy en día elaborada en base a un fotopolímero, aunque anteriormente se elaboraba con hule vulcanizado; el “cliché” se fija sobre un cilindro y recibe la tinta de un cilindro metálico llamado “anilox”, el cual permite dosificar la tinta gracias a las ranuras que tiene su superficie, posteriormente el cliché entra en contacto con el substrato y transfiere la tinta con la forma de la imagen a reproducir.

En este sistema de impresión rotativo se utilizan tintas líquidas caracterizadas por su gran rapidez de secado. Esta gran velocidad de secado es la que permite imprimir volúmenes altos a bajos costos, comparado con otros sistemas de impresión.

flexografc3ada

 

Según los expertos señalan,  el origen de la flexografía se remonta al siglo XVIII, cuando en Inglaterra surgió una máquina cuyo sistema de impresión mecánico y rotativo era conocido como prensa a la anilina. Los estudiosos de las Artes Gráficas apuntan que el primer equipo reconocido como el predecesor de la actual flexografía fue el diseñado en 1890 por Bibby Baron and sons cuyo diseño consistía en un cilindro de impresión asistido de torres de color alrededor de un tambor para imprimir bolsas de papel, pero realmente este diseño no fue exitoso; el invento transcendió como el “disparate de Bibby” (Bibby’s Folly ) porque las tintas se corrían fácilmente por ser colorantes con azúcar disueltos en agua.

No fue sino  en 1905 cuando la compañía  alsaciana Holweg  patentó la primera máquina de flexo al imprimir bolsas de papel, el sistema estaba basado en tintas de secado rápido por evaporación, utilizando como colorantes aceites de anilina diluidos en alcohol; había nacido la imprenta de anilina; por los años 1920 el proceso en Alemania era llamado “gummidruck” (impresión en caucho).

La hoy reconocida empresa Alemana fabricante de impresoras flexográficas Windmoeller & Hoelscher GMBH, produce sus primeras impresoras de anilina en 1914.

En sus inicios la imprenta por anilina no era considerada de calidad comparada con la Litografía y el Rotograbado, pero tenía la ventaja de ser un proceso de alta velocidad gracias al secado rápido de sus tintas.  Con el mejoramiento de la calidad de pigmentos, resinas y disolventes  comenzó paulatinamente a generalizarse el uso de este tipo de impresión.

Durante el período de las guerras mundiales el avance de la imprenta de anilina estuvo congelado, pero en ese mismo período se desarrollan los polímeros y el proceso de impresión utilizando tintas base anilina tiene un gran crecimiento decorando las cortinas de baño hechas en vinyl. Por su rápido secado de las tintas sobre superficies no porosas (como los plásticos) la imprenta de anilina desarrolla su gran auge.

El uso de la imprenta de anilina para empaques de alimentos comenzó a tener una importante limitación, debido a que las tintas base anilina son altamente tóxicas si se ingiere, inhala o por contacto con la piel; el síntoma más sobresaliente de intoxicación es cianosis (una coloración azul-púrpura de la piel) debido al daño que hace la anilina en la hemoglobina evitando que pueda transportar oxigeno a las células. En 1940  la FDA (Food and Drug Administration) prohibió el uso de la impresión de empaques destinados a alimentos utilizando las imprentas de anilina.

La prohibición de la anilina  impulsó al desarrollo de nuevas tintas que fueron aprobadas por la FDA en 1949.  A pesar que ahora las tintas no eran tóxicas, las ventas de los impresores de empaques seguían disminuyendo, ya que algunos fabricantes de alimentos todavía se negaban a considerarlas.

Preocupados por la imagen de la industria, representantes de envasado decidieron un cambio del nombre para el sistema de impresión por anilina. En 1951 el representante de la Corporación Mosstype, Franklin Moss lleva a cabo una encuesta entre los lectores de su diario, el Mosstyper; se recibieron más de 200 nombres y un comité seleccionó tres opciones: “Permatone”, “Rotopake” y “Flexograph”.

En octubre 21 de 1952 en el 14º foro del ”Packaging Institute” se anunció que por mayoría el nombre escogido era el de ”Proceso Flexográfico” y fue así como el nombre de “anilina” pasó a la historia.

Poco a poco el nuevo proceso de impresión “flexografía” fue ganando reputación y credibilidad entre los usuarios de los empaques, y a partir de la década de los ´70 empezó a competir por la posición de excelencia que ocupaba el proceso de impresión por Huecograbado o Rotograbado, el uso de tintas de rápido secado y la impresión alrededor de un tambor central comenzaron a darle ventajas a la Flexografía en impresión sobre películas plásticas por mantener mejores tolerancias de registro.

druck_novoflex_cm_01Hoy en día, el proceso de Flexografía tieneflexo2 una determinante posición ventajosa con el uso de tintas base agua que son más seguras en empaques para alimentos, además de unos costos de impresión realmente bajos para corridas cortas con calidad de impresión que poco debe envidiar al Rotograbado.

 

Bibliografía y Webliografía:

La web del gráfico

http://www.lawebdelgrafico.com.ar/Zona.php?name=Content&pa=showpage&pid=73

Enciclopedia Britannica

http://www.britannica.com/technology/flexography

Williamson

http://www.williamson.ca/content.aspx?sID=3&pageID=35

http://www.prepressure.com

http://www.prepressure.com/printing/history

Welton Bibby and Baron

http://www.welton.co.uk/about-us_history.htm

http://www.printwiki.org

http://printwiki.org/Flexography

Blog Sistemas de Impresión https://sistemasdeimpresion.wordpress.com/2007/11/22/huecograbado

Wikipedia:

http://es.wikipedia.org/wiki

http://www.wftprintam.wikispaces.com

https://wftprintam.wikispaces.com/Flexography

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Flexografía, Uncategorized

Litografía Offset

Una cuestión de química,

si el agua y el aceite se mezclaran…

 ¡no existiría la Litografía!

 

Después de Gutenberg,  el desarrollo de la imprenta como él la concibió fue enorme; crecieron diferentes imprentas a todo lo largo de Europa, elaborando libros con diferentes temáticas; fue la Internet del momento!    Pero los costos de impresión debido a los procesos de grabación, seguían limitando el acceso a las publicaciones hasta que aparece un dramaturgo y músico frustrado por no poder publicar sus obras…

 

Alois Senefelder nace en Praga en 1771, hijo de un actor del Teatro Real de Munich; comenzó a estudiar leyes hasta la muerte de su padre, que lo obliga a dejar los estudios para ayudar a su madre y ocho hermanas y hermanos.

Con el claro objetivo de mantener a su familia, acude al teatro pensando que podía obtener dinero de forma rápida; se inicia como dramaturgo y escribe una obra de teatro: “Mathiyle von Altenstein” la cual se presentaría en la Feria de Leipzing, pero los editores no cumplen con los plazos trayéndole grandes pérdidas económicas.

Cansado de pelear con los editores e impresores, comienza a autoeditar  sus obras; inicia con la técnica de Calcografía, pero la abandona rápidamente por falta de destrezas. Debido a que el grabado en planchas de cobre era muy difícil, él decidió tratar de grabar en bloques de piedra caliza bávara; experimenta en su pulido y su grabado por ácido, método que abandona temporalmente por el grabado en relieve, para el que utiliza barnices y tintas diferentes. Fracasa en el intento de obtener una patente de invención por este método, denominado litografía mecánica; la palabra  litho proviene de un vocablo griego que significa piedra.

El mismo Senefelder cuenta en sus escritos una anécdota acaecida en 1796, cuando su madre interrumpe sus trabajos de preparación de una piedra caliza para que escriba una lista de ropa que debía enviar a la lavandería; como no tenía lápiz ni papel, la escribe directamente en la piedra donde estaba trabajando con la tinta alta en grasa que usaba compuesta de jabón, cera y negro de humo; en vez de secarla se le ocurrió pensar en lo que sucedería mojando la superficie con agua fuerte diluida; lo que más le llamó la atención fue como la tinta quedaba fijada indeleblemente a la piedra porosa, incluso después de lavarse repetidamente;  además si se la lavaba observó que la tinta no se adhería a las partes húmedas.

Después de innumerables experimentos y pruebas, en donde probó dibujar con tintas más grasas, y a lavar la superficie de la piedra con distintas diluciones de ácido y agua, fue perfeccionando su técnica hasta llegar a conseguir el procedimiento correcto.

Dos años más tarde, en 1798, Senefelder ha completado todos los pasos de su revolucionario procedimiento, que él denomina “impresión química” y que da a conocer, tras patentarlo, en el resto de Europa.

El sistema sirve comercialmente para la impresión masiva de partituras musicales, carteles publicitarios, mapas, reproducciones de color y rótulos.

En los siguientes años se inicia un rápido desarrollo de maquinarias que buscan optimizar el proceso de impresión litográfica. Recordemos que para esas fechas ya se comenzaba a desarrollar la potencia por vapor y la industrialización de todas las actividades.

El desarrollo de la litografía tomará dos caminos diferentes en los siguientes años según el substrato que se utilice.

En 1875 el inglés Robert Barclay  dado el desarrollo de la latas como envase para alimentos y la necesidad de identificarlas y decorarlas, tomó el desarrollo de la imprenta rotativa que hizo Richard March Hoe en1843, en la cual, la plancha tipográfía de Gutenberg  se convirtió en un cilindro y el papel recorre el perímetro del cilindro; Barclay sustituyó la impresión tipográfica por litográfica y en vez de utilizar piedra caliza (que no podía doblarse) utilizó planchas metálicas, y para evitar el desgaste por contacto directo entre la plancha metálica y la hojalata, introduce un cilindro de cartón para transferir la imagen, dando origen al proceso que conocemos como Litografía Offset, que significa “fuera de lugar” ya que el elemento que tiene la imagen (plancha o piedra) no hace contacto directo con el substrato. Posteriormente el cilindro de cartón es sustituido por caucho y se le conoce como mantilla; el desarrollo de Barclay es utilizado hoy en día para sustratos no porosos como la hojalata y plástico; se conoce como offset seco ya que no se utiliza el agua para delimitar la tinta.

Pocos años después, en 1904, se vuelve a repetir como hemos visto en anteriores capítulos de nuestras historias de empaques, que un accidente se convierte en un gran descubrimiento. En esta ocasión un operador de nombre Ira Washington Rubel que trabajaba en una imprenta de New Jersey llamada Nutley es el protagonista.  En un descuido Rubel olvidó cubrir el rodillo de la prensa litográfica con el papel a reproducir quedando la imagen del soporte grabada, directamente sobre el caucho del rodillo que hace presión sobre el papel;  pasa el rodillo y descubre que algo ha pasado con el papel que creía haber puesto, porque de la prensa no ha salido nada;  Rubel piensa que algo ha debido tragarse el papel de la compleja prensa, y que lo mejor es sacar otra lámina sin limpiar rodillos ni hacer nada; al imprimir por segunda vez , ésta ya con papel y doble comprobación de su colocación,  el impreso final apareció reproducido por las dos caras del papel , una la del contacto con la piedra caliza y la otra la del contacto con el rodillo al que se había adherido la imagen anteriormente;  al ver ambas impresiones, la de la parte del rodillo superaba con creces la calidad de la que se lograba con el sistema litográfico.

A partir de ese momento, al igual que Barclay con la hojalata, nace la impresión no directa (offset) pero con los sustratos porosos como el papel y el cartón.

De esta forma, podríamos decir que la impresión offset es muy parecida a la litografía. Se trata principalmente de aplicar una tinta  de carácter oleoso, sobre una plancha de metal compuesta en su mayoría por una aleación de aluminio. La plancha se impregna de la tinta en las partes donde hay un compuesto oleófilo y el resto de ella se moja en agua para que repela la tinta. Lo que se pretende imprimir se transmite por presión a una mantilla de caucho, para pasarla luego al susbtrato. Es precisamente esta característica la que confiere una calidad excepcional a este tipo de impresión, puesto que el recubrimiento de caucho del rodillo de impresión es capaz de transferir la tinta que lleva adherida a superficies con texturas irregulares o rugosas gracias a las propiedades elásticas del caucho, que no presentan los rodillos metálicos y mucho menos una piedra caliza…

Hoy en día muchos libros, folletos, volantes publicitarios, etiquetas y estuches para empaque son hechos a través de la litografía offset,  básicamente por el bajo costo que representa elaborar las planchas de impresión comparado a otros sistemas de impresión y su excelente nitidez.

 

Bibliografía y Webliografía:

Enciclopedia Britannica:  http://www.britannica.com/EBchecked/topic/477017/printing#toc36829

http://www.jaberni-coleccionismo-vitolas.com 

http://www.jaberni-coleccionismo-vitolas.com/1A.4.3-Alois%20Senefelder-Inventor%20de%20la%20litografia.htm

www. Prepessure.com http://www.prepressure.com/printing/history

http://www.brightub.com http://www.brighthub.com/multimedia/publishing/articles/106466.aspx

Diseño y preimpresión Moza  https://disenoypreimpresionmozadr.wordpress.com


E how en español: http://www.ehowenespanol.com/historia-impresion-litografica-sobre_302145/

Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Aloys_Senefelder

Wikiprint: http://printwiki.org/Lithography

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Orígenes de la Imprenta

La Imprenta, caballería

 de la revolución del conocimiento

 Es innegable que al hablar de los orígenes de la imprenta, el nombre que nos viene a la mente es el de Johannes Gutenberg, aunque él no inventó la imprenta…

Podríamos definir a Johannes Gutenberg,  como un emprendedor cuya idea de negocios llevó al mundo a una de las revoluciones más beneficiosas y pacíficas que se hayan visto: la del conocimiento; a pesar de que murió en total pobreza, su aporte a la humanidad trascenderá a todas sus vicisitudes.

El concepto de la impresión tiene sus orígenes en Asia Oriental alrededor del siglo II,  al desarrollar la impresión por Xilografía; este sistema de impresión consiste en grabar en planchas de madera las imágenes o textos a reproducir, para posteriormente entintar la madera y mediante presión transferirlo al papel (también recién desarrollado en China). Es obvio que no era posible reproducir muchos ejemplares por la poca resistencia de la madera.

El primer libro impreso conocido data del año 868 y fue descubierto en la cueva de Dunhuang en China en 1899; consta de un rollo de 16 pies de largo y un pie de alto, formado por hojas pegadas entre sí en un extremo.

A principios del siglo 13, más de 200 años antes de Gutenberg en Europa, los coreanos experimentan con los tipos móviles (caracteres prefabricados independientes o letras que se pueden arreglar en el orden correcto para un texto en particular y luego ser reutilizados para otro texto). A diferencia de los experimentos chinos anteriores con lo tipos móviles de cerámica, los coreanos desarrollaron el bronce, que es lo suficientemente fuerte para la impresión repetida, el desmantelamiento y restablecimiento de un nuevo texto.

Con esta tecnología los coreanos crean, en 1377, el primer libro conocido del mundo impreso con tipos móviles. Conocido como Jikji, es una colección de textos budistas, compilados como una guía para los estudiantes. Sólo el segundo de los dos volúmenes publicados sobrevive en la actualidad en la Biblioteca Nacional de Francia.

Los coreanos en este momento estaban utilizando la escritura china, por lo que tienen el problema de un número inmanejable de caracteres. Resuelven esto en 1443 con la invención de su propio alfabeto nacional, conocido como han’gul. Por una de las extrañas coincidencias de la historia es precisamente la década en la que Gutenberg está experimentando con tipos móviles muy lejos, en Europa, que ha contado con la ventaja de un alfabeto para más de 2000 años.

La Xilografía se desarrolla también en Europa, no está muy claro si por iniciativa propia o fue traída de China, El sistema se utilizaba para imprimir hojas sueltas como: estampas de santos, calendarios, naipes, entre otras. La técnica tuvo su auge con el uso de los tipos removibles y  hacia 1430 en Holanda y Alemania se imprimen los primeros libros xilográficos; para esas fechas ya se utilizaban los tipos o caracteres removibles de latón, cobre y plomo.

Si para 1430 ya se imprimían libros, ¿cuál fue el aporte de Gutenberg? Simple, su aporte fue tener como proyecto la posibilidad de hacer impresiones masivas de la Biblia (el best seller del momento), en menos tiempo y con la misma calidad de los libros hechos en los monasterios.

Conozcamos algo sobre la vida de Johannes Gutenberg. Nació en Mainz (Maguncia), en el suroeste de Alemania, hacia el año 1400, en el seno de una familia burguesa acomodada. Es bastante probable que recibiese aprendizaje como grabador o como orfebre, conocimientos que le resultaron de gran utilidad para el desarrollo de su invento.

Hacia 1438 estaba trabajando a pleno rendimiento en Estrasburgo en el desarrollo de su idea. Sabemos que esto es así porque, cuando uno de sus socios murió, dejó una deuda pendiente con Gutenberg que tuvo que resolverse mediante un proceso judicial cuyas actas se conservan; en ellas se habla de plomo, de una prensa y de varias matrices, y uno de los testigos hace mención de ellas como «de cosas relativas a la impresión». Se ignora hasta dónde llegó Gutenberg con sus experimentos en Estrasburgo, ciudad que abandonó en 1444.

En 1448 Gutenberg regresó a Maguncia, donde obtuvo un préstamo de 800 florines del rico comerciante Johann Fust. Un año después (1449) publicó el Misal de Constanza, primer libro tipográfico del mundo. Parece ser que Gutenberg se había propuesto la edición de 150 ejemplares de la Biblia, para lo cual necesitaba más capital. En 1452 volvió a acudir a Fust, al que de nuevo solicitó un préstamo de otros 800 florines. La edición del Misal debió ser un buen argumento para convencer a Fust de la viabilidad del proyecto; tanto es así que una de las condiciones del préstamo fue que Gutenberg tomara como aprendiz en su taller a Peter Schöffer, antiguo copista y dibujante de iniciales en París. El papel de Schöffer era actuar como “hombre de confianza” de Fust, así como aprender el nuevo sistema. Parece ser que Gutenberg calculó mal los tiempos de producción y en 1455 Fust solicitó la devolución del préstamo. Al no poderlo hacer efectivo tuvo que dar en pago el taller, con lo que se vio reducido a la indigencia. Fust y Schöffer le habían echado del negocio, pero podemos decir que obtuvo su pequeña venganza, pues para poder subsistir se dedicó a vender el secreto de su invento, con lo que parte del gran negocio (vender libros industriales como libros artesanales) se vino abajo. No obstante, siguió siendo una buena inversión, y en 1456 Fust y Schöffer publicaron la Biblia, conocida como la Biblia de las 42 líneas, (por ser éste el número de líneas por página), o Biblia de Gutenberg (aunque sus editores fueron Fust y Schöffer) en dos tomos. Se calcula que se llegaron a imprimir unos 180 ejemplares (45 en pergamino y 135 en papel). Las capitulares se hicieron a mano, siguiendo la técnica medieval de iluminación de manuscritos, por lo que cada ejemplar puede considerarse único.

 

A pesar de haberse develado el secreto, la Biblia de las 42 líneas fue un gran éxito editorial, y se vendió a muy buen precio a altos cargos del clero e incluso un ejemplar fue vendido al Vaticano. Gutenberg no percibió ni un florín. Murió en 1468 como un triste empleado del conde Adolfo de Nassau. Fue enterrado en la iglesia que los monjes franciscanos poseían en Maguncia. Esta iglesia fue destruida en 1793, y la tumba de Gutenberg desapareció con ella. Sobre su emplazamiento pasa actualmente una calle que, por ironías del destino, lleva el nombre de Peter Schöffer.

El gran logro de Gutenberg  fueron sus inventos, pues  le ayudaron a transformar los lentos, tediosos y artesanales procesos de impresión de su época en un proceso mucho más productivo.

Ahora, veamos cuáles fueron esos inventos:

1)    Sus conocimientos de orfebrería, le permitieron desarrollar un sistema rápido y simple de elaboración de los tipos móviles por fundición de metales en moldes. Elaborando cada letra, minúscula, mayúscula, signos de puntuación y lo más importante, garantizando que cada letra tuviese la misma altura.

2)    La utilización del latín como idioma de impresión facilitó el proceso de composición de palabras los idiomas Chinos y Árabe utilizan muchos caracteres y muy complicados para formas palabras.

3)    La utilización de diferentes tablillas como guía para armar las palabras, logrando una excelente alineación y espaciado de las letras individuales, así como la buena sujeción de las letras durante la transferencia de la tinta al papel.

4)    La transformación de una prensa de vinos a una prensa que ofrecía una presión uniforme y controlada en toda la hoja de impresión.

5)    Diseñar el proceso de impresión, de forma que permitiese completarla con otros colores e ilustraciones, dando origen a la composición o montaje que conocemos hoy en día. Este aspecto lo podemos apreciar en la elaboración de la Biblia, donde el texto se imprime en negro pero las primeras letras de cada párrafo son hechas a mano en otro color y además las páginas son adornadas con ilustraciones coloreadas a mano.

Aunque Gutenberg no inventó la imprenta, ni los tipo o caracteres móviles, sus inventos perfeccionaron el proceso de impresión al brindar la posibilidad de realizar múltiples impresiones; esto permitió el desarrollo de la producción de libros en forma masiva, originando una revolución cultural dentro de una sociedad que recién salía del oscurantismo y estaba ávida de conocimiento.

A nivel de los empaques, las invenciones de Gutenberg fueron los primeros pasos a los sistemas de impresión que hoy en día se utilizan para etiquetas, cajas, latas y empaques flexibles.

 

Videos:

Johannes Gutenberg y la imprenta .Genios e inventos de la humanidad.wmv

 

Bibliografía y Webliografía:


Gutenberg: The man of the millennium: http://www.gutenberg.de/english/erFindun.htm

The Cult: http://www.thecult.es/Arte/historia-del-grabado/De-la-xilografia-a-la-litografia.html.

Biografías y Vidas: http://www.biografiasyvidas.com/monografia/gutenberg/imprenta.htm

Portal planeta Sedna: http://www.portalplanetasedna.com.ar/la_imprenta.htm

History World.net:

http://www.historyworld.net/wrldhis/PlainTextHistories.asp?ParagraphID=fmf#ixzz3VmRQLBME.

Artes Gráficas G3: http://www.artesgraficasg3.es/una-historia-de-la-imprenta/

Wikipedia: www.wikipedia.com

Historia y Arqueología .com: http://www.historiayarqueologia.com/profiles/blogs/diez-textos-incre-bles-de-nuestro-pasado

 

Deja un comentario

Archivado bajo Impresión, Origenes